Criptomonedas

El Registro de Proveedores de Servicios de Criptomonedas

El perito informático denuncia que existen algunas empresas registradas que han sido señaladas por instituciones como la CNMV, pese a que se han inscrito en el registro obligatorio, serían potenciales empresas que “podrían estar realizando algún tipo de actividad de captación de fondos"

Javier Rubio
Ingeniero informático colegiado y perito informático

En el escenario cambiante de las criptomonedas, el Banco de España implementó hace meses un registro obligatorio para proveedores de servicios de cambio y custodia de monedas virtuales. Sin embargo, ¿es esta medida un garante de solvencia y seguridad para los inversores? Expertos como yo, con años de experiencia en el campo informático, advierten que este registro es más un formalismo burocrático que una protección real para los consumidores.

La inscripción en este registro requiere una documentación exhaustiva, pero lamentablemente, no asegura la solvencia de las empresas inscritas. Es más, algunas de estas entidades se promocionan falsamente como empresas que han superado los controles del Banco de España, atrayendo así capitales de ahorradores. Lo crítico radica en que muchas de estas empresas carecen de la solvencia técnica y económica necesaria, canalizando los fondos a través de complejas estructuras internacionales y, en ocasiones, llevando a cabo actividades financieras cuestionables.

¿Dónde radica el problema? La inscripción en este registro no implica la aprobación o verificación de las actividades realizadas por estos proveedores. Ni el Banco de España ni la CNMV supervisan los riesgos financieros, operativos o de seguridad de estos negocios, dejando a los consumidores en una posición vulnerable.

Mi trabajo como perito informático ha revelado la insolvencia técnica de empresas registradas. Algunas de estas entidades poseen sitios web ficticios que muestran movimientos inexistentes, atrayendo inversionistas con esquemas piramidales de estafa. Una vez alcanzado un límite crítico, estas empresas colapsan, dejando a los inversores sin posibilidad de recuperar sus fondos.

La complejidad técnica detrás de un "Exchange" de criptomonedas es enorme. Requiere una infraestructura hardware y software de alta complejidad y profesionales altamente capacitados. Estos proveedores deberían estar sujetos a auditorías informáticas realizadas por ingenieros colegiados para garantizar su viabilidad técnica, algo que actualmente no se exige.

Además, es esencial que la infraestructura física que opera estos sistemas esté ubicada dentro de la Unión Europea o España. Esto permitiría la intervención legal en casos de posible actividad delictiva y la posibilidad de recuperar fondos en criptomonedas, ya que sin la clave privada de un monedero digital, el acceso a los fondos es imposible.

Es hora de reevaluar la efectividad de este registro. Los consumidores merecen una protección real y no meramente formal. La implementación de controles más estrictos y regulaciones que garanticen la solvencia técnica y económica de estos proveedores es crucial para evitar futuros perjuicios a los inversores.

La falta de supervisión y regulación efectiva en este sector podría desencadenar problemas mayores en el futuro. Es responsabilidad de las entidades pertinentes abordar estas preocupaciones y establecer medidas que protejan a los consumidores y garanticen la integridad de este mercado en evolución constante.


Conozca el Plan de Promoción de los Estudios de Telecomunicación, liderado por el Colegio Oficial de Ingenieros de Telecomunicación. 



Revistas Digitales

DealerWorld Digital

 

También es noticia...

Fábrica de Lenovo en Hungría EMPRESAS

Documentos Computerworld

Registro:

Eventos: