Tecnologías Sociales | Artículos | 15 SEP 2017

Planificar la ciudad del futuro es cosa de todos

En un futuro próximo necesitaremos mucha planificación, un crecimiento ordenado e inclusivo, sin barreras y con la capacidad para entender a todos
smart city ciudades inteligentes
Marlon Molina

La movilidad en una ciudad conlleva muchos elementos, y visiones. Podríamos pensar que es principalmente un asunto de transporte, desplazarse de un lugar a otro, y de los medios que dicha ciudad pueda poner a disposición. Sin embargo, también debe considerarse el cómo se hace, y para mí lo más importante, el por qué se hace.

Según las proyecciones, en el año 2050 más del 70% de la población mundial, que dicho sea de paso habrá crecido nuevamente, vivirá en ciudades.

Desde mi punto de vista, el primer objetivo que se podría plantear una ciudad es que sus ciudadanos hagan los menos desplazamientos posibles, lo que no implica que no salgan de casa, sino que salgan por motivos verdaderamente relevantes.

Por ejemplo, si en un futuro será posible que un médico de cabecera atienda a un ciudadano por medio del uso de sistemas digitales, evitaremos un desplazamiento innecesario, no solo de un ciudadano, sino de la gran mayoría de quienes se habría desplazado ese día, y quizá del médico también.

Sigo y sumo. En mi comunidad en Madrid, por poner otro ejemplo real, el hospital de especialidades que tenemos asignado está al Norte de la ciudad, y eso que vivo al Este, casi Sur-Este. Así, año tras año niños, adultos y personas mayores han tenido que desplazarse ya sea en su vehículo o haciendo intercambio de Metro-Tren de Cercanías, o varios autobuses. Después de muchas quejas, han abierto una ruta de autobús con pocas frecuencias para ir directo, es un avance, pero el caso es que hay muchos más hospitales, y mucho más cerca.

Otra característica de las ciudades del futuro será su multi-culturalidad. Ya sea por la explosión de la población, o porque todos nos hacemos mucho más globales, pero empezamos a vivir entre muchas culturas, e idiomas. Por esta razón, contar con vehículos eléctricos ayuda, eliminar las barreras para las sillas de ruedas ayuda, poner sonido en los pasos peatonales para las personas ciegas ayuda, pero entender la ciudad, conocer la ciudad y a sus habitantes ayuda mucho más. De la misma forma en que será importante poder hablar con personas que tienen un idioma diferente, será el comunicarse con personas en lenguaje de signos por ejemplo, tomando en cuenta que la discapacidad no está en la persona, simplemente se expresa con un lenguaje diferente.

En un futuro próximo necesitaremos mucha planificación, un crecimiento ordenado e inclusivo, sin barreras y con la capacidad para entender a todos.

Una buena noticia, es que la ciencia y la tecnología están trabajando en ello, buscando respuestas y planteando preguntas. Es parte del ejercicio que hará el Foro Futuro Próximo los días 28 y 29 en Madrid, apuntarse y participar es más que un derecho, un acto de responsabilidad ciudadana. 

 

 

Marlon Molina

Marlon Molina

Colaborador experto en educación, formación, gestión de servicios TI y Gestión de Proyectos. Certificado ITIL, PRINCE2, ISO/IEC20000, SAM, y otros. Actualmente es el director de Computerworld University y de la Cátedra UDIMA-IDG para la Transformación Digital. Madrid, España.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información