Actualidad | Artículos | 07 MAR 2016

La tecnología también puede entorpecer

Adquirir tecnología es solo un paso, también hay que saber usarla
Puesto de venta
Marlon Molina

La tecnología está transformando la sociedad, se está incorporando en todo lo que hacemos, y es evidente que sin tecnología una empresa no es competitiva. Sin embargo, aunque sabemos que un camión puede llevar mucho más carga, es un error usarlo para llevar un lápiz atravesando la ciudad.

La fotografía que uso para ilustrar este artículo lo hice en la taquilla de la feria de robótica que se celebró en Madrid a inicio de año. Tres taquillas y una cola de unas 30 personas, que requería de al menos 35 minutos para conseguir la entrada. Una división rápida, 30 personas en 3 taquillas son 10 por taquilla, con lo cual, 35 minutos para conseguir llegar equivale a un promedio de tres minutos y medio por persona en una taquilla.

En el caso real que describo, solo había dos tipos de entrada, adulto y estudiante. Sin embargo a alguien se le ocurrió –y quizá porque era la feria de robótica, que necesitaban un despliegue de tecnología. Cada persona en la taquilla estaba con un ordenador portátil, compartían una enorme impresora multifunción, de esas que tienen solo las grandes (muy grandes) empresas. Por lo que pude experimentar, en la taquilla necesitaban digitar datos personales de los asistentes, y así imprimir una página para cada uno de ellos.

La misma cola para entrar al cine necesitaría de tres a cuatro minutos para comprar, y pagar las entradas, y eso que en el cine hay una complejidad añadida, la asignación de asientos, que en una feria es completamente irrelevante.

Quizá alguien podría pensar que merece la pena para “capturar” los datos de los participantes, sin embargo, espero que no lo hayan pensado así, porque a mí nadie me pidió permiso para guardar, y mucho menos usar los datos; por lo tanto si esta era la excusa, es más bien peligrosa.

Este fin de semana volví a vivir una situación muy similar en el Google Campus de Madrid. Teníamos entradas para un taller a las 16:30 con las niñas, y llegamos al lugar a las 16:15 sin embargo entramos a las 17:00, 45 frustrantes y fríos minutos de espera. Nuevamente un portátil con una hoja Excel,  una persona revisando, y aunque muchas de las personas que estaban en la cola asistieron con la entrada impresa, usaba hasta cinco minutos para hacer una búsqueda tras otra. Curiosamente todas las personas que no fueron encontradas entraron, con lo cual visto después, todo lo que necesitaban era la puerta abierta.

Usar la tecnología

Existe un error cuando se plantea una actividad, inmediatamente los protagonistas piensan en buscar una tecnología, en usar un ordenador, software y tanta (nueva) tecnología como sea posible. Para dejarlo claro, usar nueva tecnología, o tecnología que nunca antes se había usado solo incluye riesgos, salvo que se implante un proceso de gestión de cambio con tantas pruebas, y ensayos necesarios, para que esa nueva tecnología se convierta en tecnología habitual.

Como segundo enfoque, no todo requiere de tecnología. En el primer caso que he expuesto aquí, un ticket de los de siempre, que además venden talonarios en las librerías, sería más que suficiente, y ayudaría a que los participantes entren con una sonrisa en la cara, y no empezar con críticas y con incomodidades, y como en este caso, a una feria de robots con una tecnología mal aplicada.

La tecnología por la tecnología es un error

Cada vez que nos planteamos un proyecto, o una tarea, hay que evaluar correctamente la tecnología. No hay que cerrarse, algunas veces la tecnología puede ser un papel y un lápiz, y cuando elegimos software hay que probarlo, ensayarlo, y asegurarse de que se tiene el mejor posible, y formarse, formarse muchísimo.

No tiene sentido hacer una inversión en tecnología para perjudicar a los clientes y para que la experiencia sea negativa, no se puede pagar para degradar el producto, esta es una regla básica.

 

Marlon Molina

Marlon Molina

Colaborador experto en educación, formación, gestión de servicios TI y Gestión de Proyectos. Certificado ITIL, PRINCE2, ISO/IEC20000, SAM, y otros. Actualmente es el director de Computerworld University. Madrid, España.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información