Actualidad | Artículos | 18 SEP 2017

Aires de mala gestión que dispersan la nube

En la migración al Cloud no se vienen obteniendo los ahorros esperados.
brocade-nube-nubarron
Juan Ignacio Rouyet

 

Decía Ovidio que “veo lo que es bueno y lo apruebo; pero hago lo peor” y así parece que ocurre cuando migramos servicios a la nube. Y no por ir a la nube, sino por la forma en la que vamos. La tecnología es siempre el menor de los problemas; eso lo sabemos. Como también sabemos que en todo cambio tecnológico lo relevante son los aspectos de gestión; lo sabemos, lo aprobamos, pero no lo terminamos de hacer.

Según un informe sobre el mercado del Cloud Computing en España elaborado por Quint, actualmente la satisfacción con los servicios en la nube es aceptable. No obstante, existe una cierta desilusión al no haber alcanzado los ahorros que se habían previsto. En muchos casos, la nube no ha resultado tan barata como vaticinaban los casos de negocio.

La razón de este desacuerdo, entre lo esperado y lo real en la cuestión económica, se encuentra en la gestión, y en particular en el paso a un modelo de pago por uso. Resulta una cuestión muy evidente a la par que problemática: en el pago por uso, pagas por lo que usas; luego si usas mucho, pagas mucho. Financieramente no hay problema si ese pago elevado proviene de una actividad de negocio elevada: por ejemplo, a más clientes, más consumo de almacenamiento y, por lo tanto, más pago por unidad de memoria. Hay más coste, pero relacionado con más ingresos.

El desasosiego económico proviene cuando ese pago elevado proviene, por ejemplo, de los buzones de correo electrónico, que doblan o triplican al número de empleados, significando un coste no ligado necesariamente a ingresos. Es el resultado de una gestión en la que todo se resuelve abriendo un nuevo buzón de correo, porque “es gratis”. Pero al pasar a un modelo de pago por buzón (pago por uso), cada buzón ya no es tan gratis.

Al migrar a la nube los problemas tecnológicos se resuelven. Pero si no cambiamos la forma de gestionar (por ejemplo, dejar de crear un buzón para resolver cualquier cuestión de comunicación), los beneficios esperados de la nube se dispersan por los aires de la mala gestión.

Esta situación no empaña, sin embargo, las buenas perspectivas de crecimiento de los servicios Cloud, que presentan un crecimiento del 60% para las grandes empresas, y actualmente en las empresas más pequeñas ya significa el 30% de su presupuesto de TI.

Además, se ve claramente cómo el Cloud es una pieza fundamental para los nuevos negocios digitales. Con los servicios Cloud podemos decir que finalmente la tecnología ya está en el negocio. Vemos cómo cada vez de manera más intensa es el propio negocio el que toma decisiones directas sobre soluciones Cloud y contrata directamente dichas soluciones. El Cloud es el paso necesario para el desarrollo de la nueva transformación digital en aspectos como el IoT, Big Data, Blockchain o Inteligencia Artificial.

Pero para obtener resultados de dicha transformación, no olvidemos, una vez más, que debemos atender a cómo cambia el modelo de gestión. Esto, que lo sabemos y aprobamos, hagámoslo la próxima vez.

Ovidio cuenta en “Las Metamorfosis” que Faetón le pidió a su padre, el dios Helios, gobernar por un día el carro del sol a través de los cielos. Al parecer no lo hizo con gran pericia, y por ello desde entonces en las regiones septentrionales hace mucho frío (alejó el carro del sol de la tierra) y en la franja central de África hay desiertos (se acercó mucho). Ante tal desatino tuvo que intervenir Zeus, quien golpeó el carro desbocado con un rayo, haciendo que Faetón cayera al río Erídano donde se ahogó. Sus hermanas, las helíades, quedaron tan apenadas que se transformaron en álamos.

Ovidio no dice, entonces, que una tecnología (el carro del sol por entre las nubes) hay que saber cómo gobernarla (dirigir y controlar el carro del sol), más que conocer sus características técnicas (cómo funciona el sol). La próxima vez que paseemos por una vereda tranquila ribeteada de álamos, podemos pensar que el reto en los servicios Cloud está en su nuevo modelo de gestión.

Y para una mayor ilustración sobre el tema, os invitamos a la prentación de la lista de Proveedores Cloud mejor valorados por las grandes empresas españolas y las conclusiones del estudio "Cloud Computing en España 2017", por Quint Wellington Redwood, el próximo jueves 28 de septiembre en el IE Business School.
 
 
 
Se trata del único informe cualitativo y cuantitativo sobre el mercado Cloud en España elaborado de forma independiente de los proveedores de servicios en la nube. Tras la presentación de los resultados se celebrará una mesa redonda entre clientes y proveedores y se abrirá un debate sobre las principales tendencias del Cloud Computing. 

Regístrate en este enlace y conoce la realidad cloud en España . (Plazas limitadas). 

 

 

Juan Ignácio Rouyet

Doctor en Informática e Ingeniero de Telecomunicación. Director de Consultoría en Quint Wellington Redwood, profesor del Instituto de Empresa y de la UNIR. Madrid, España.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información